Directory Plazza
Extracto de las principales frases del Papa Benedicto XVI en discursos sobre la verdad del matrimonio y la familia. Imprimir
Sábado, 08 de Septiembre de 2012 22:35

Leer más...Extracto de las principales frases del Papa Benedicto XVI en discursos sobre la verdad del matrimonio y la familia.

A lo largo de los quince meses de ministerio apostólico petrino del Papa Benedicto XVI, la familia ha sido una de sus referencias más constantes. Hacemos ahora una selección de sus pensamientos, ordenados según criterios de quien este trabajo suscribe, a tenor de los quizás seis principales discursos al respecto.

Leer más...
 
Tema 1. EL SECRETO DE NAZARET Imprimir
Sábado, 25 de Febrero de 2012 16:00

Leer más...

Tema 1. EL SECRETO DE NAZARET

A. Canto y saludo inicial

B. Invocación del Espíritu Santo

C. Lectura de la Palabra de Dios

"Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios: a los que creen en su nombre (Jn 1, 11-12).


"El niño crecía y se fortalecía, lleno de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él. Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce años, subieron ellos como de costumbre a la fiesta […]

"Bajó con ellos y vino a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba todas estas cosas en su corazón. Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres (Lc. 2, 40-41.51-52).

Leer más...
 
Tema 2. LA FAMILIA ENGENDRA LA VIDA Imprimir
Sábado, 25 de Febrero de 2012 15:46

Leer más...

Tema 2. LA FAMILIA ENGENDRA LA VIDA

A. Canto y saludo inicial

B. Invocación del Espíritu Santo

C. Lectura de la Palabra de Dios

"Y Dios creó al hombre a su imagen, lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer (Gn 1, 27).
Y el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada». Entonces el Señor Dios modeló con arcilla del suelo a todos los animales de campo y a todos los pájaros del cielo, y los presentó al hombre para ver qué nombre les pondría. Porque cada ser viviente debía tener el nombre que le pusiera el hombre. El hombre puso un nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves del cielo y a todos los animales del campo; pero entre ellos no encontró la ayuda adecuada. Entonces el Señor Dios hizo caer sobre el hombre un profundo sueño, y cuando este se durmió, tomó una de sus costillas y cerró con carne el lugar vacío. Luego, con la costilla que había sacado del hombre, el Señor Dios formó una mujer y se la presentó al hombre. Entonces este exclamó: «¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne!. Se llamará mujer, porque ha sido tomada del hombre». Por eso el hombre deja a su padre y a su madre y se une a su mujer, y los dos llegan a ser una sola carne (Gn 2, 18-24).

Leer más...
 
«InicioPrev1234PróximoFin»

Pág. 1 de 4